adolescencia

EDADES: 1º-2º Bachiller (Rep. Dominicana) 3º-4º Bachiller  (Nicaragua y Costa Rica)

Los caminantes son aquellas personas que buscan y que inician un camino por el que nunca nadie había andado antes. Los muchachos  de esta etapa están en busca de su identidad, deben aprender a valorar lo que son y tienen a su alrededor. Les ayudaremos a analizar en dónde están, valorando lo bueno que tienen y descubriendo lo que tienen que cambiar. Son exploradores y también precursores porque su vida es única y deben ser ellos mismos los que descubran su camino, siendo valientes y no acaben repitiendo los mismos caminos trillados que la sociedad nos ofrece. Recorrer el camino de su propia vida, ser los protagonistas de su propia historia supone ponerse en marcha y caminar por la senda que les lleve a la maduración como creyentes y como personas.

La INSIGNIA de caminantes la hemos adoptado de la metodología del movimiento scout en el proyecto de la asociación Interamericana de Escultismo. Entendemos que refleja muy bien lo que queremos trabajar en esta etapa juvenil.

SIMBOLOGÍA: Camiseta ROJA  con una pañoleta del color que el grupo elija.

El ROJO es el color de la pasión, el amor. En la liturgia se utiliza en los días dónde se celebra la fiesta de un mártir cristiano, el día de viernes santo y en la fiesta del Espíritu: Pentecostés. El caminante es un peregrino que se mueve por la fuerza del amor y la entrega a los demás.

La CAMISETA así como PAÑOLETA es la señal de pertenencia al grupo.  Recibirlas implica que el joven ha aceptado las finalidades del movimiento juvenil y está dispuesto a caminar en él participando activamente en las reuniones.

¿Cómo iniciar un grupo?

PASO 1. Presentar los objetivos, estructura y programa del Movimento Juvenil Calasancio a las personas implicadas directa e indirectamente en el proceso: Consejo Pastoral de la Parroquia, equipo directivo y los maestros de las Escuelas. Con tal finalidad, de momento tendremos la siguiente presentación que explica de modo rápido qué pretendemos.

Se busca un equipo de monitores dispuestos a trabajar con los niños que se reunirá una vez a la semana y varias veces al año programarán  convivencias y excursiones.

PASO 2. CONVOCATORIA A LOS MUCHACHOS. Se hace una oferta abierta a los muchachos para una tarde festiva de campamento (fuera del horario escolar) o una convivencia de curso. En esta actividad se les hace la propuesta de formar un grupo nuevo en el colegio o la parroquia llamado CAMINANTES.

PASO 3. FORMACIÓN DEL GRUPO. Si la convocatoria es nueva, la fase de formación puede durar de tres a cuatro meses dependiendo del grado de estabilidad de los muchachos. En este primer momento, los objetivos que se persiguen son los siguientes:

  • Cohesionar el grupo de niños a través de dinámicas, juegos y actividades. Se ha de  procurar que los muchachos se sientan parte de un grupo dónde se diviertan, dónde haya confianza y sobre todo, dónde aprendan.
  • Dar a conocer los elementos de identidad del movimiento y de la etapa de CAMINANTES: lema, himno, decálogo, patronos…
  • Motivarles a ser fieles al grupo.

 Estructura del grupo

NÚMERO: Lo deseable es que el equipo no exceda de 24 muchachos repartidos en grupos de 6 a 8 máximo. El grupo grande se llama PUEBLO  y cada pequeño equipo, si lo hay, le llamaremos TRIBU.

RESPONSABLES: Cada PUEBLO está animado por un equipo de “GUÍAS” (monitores) cuya responsabilidad debe ser animar el programa de actividades del grupo.

Se nombra un coordinador  de cada TRIBU que debe ser el líder natural del grupo. Este debe ser el animador y responsable de los compromisos que vayan adquiriendo sus integrantes.

La configuración del Pueblo de Israel será el telón de fondo de esta gran aventura:  su experiencia de configuración como Pueblo de Dios y la de tantos héroes que marcaron esta Historia de Salvación, iluminará la aventura de los Caminantes. Por ello, no caminarán solos… sus tribus, verdaderos hermanos en esta aventura, los acompañarán en todo momento.

Se deben distribuir diferentes funciones entre los muchachos  para hacerles descubrir sus dones y habilidades. Algunas funciones pueden ser: jefe del gremio, secretario, encargado de cartelera y publicidad, animador de piedad, recreación, cantos…

SIMBOLOGÍA de CADA GRUPO: Cada TRIBU debe distinguirse con un nombre o con un lema que les identifique. También deben hacerse su LOGO. Deben investigar sobre el pueblo de Israel  y las cualidades que deben tener para el camino. Redactarán una lista de cinco máximas de cualidades de un buen caminante. DESCARGAR DOCUMENTO SIGNIFICADO TRIBUS ISRAEL

Cada integrante del grupo debe llevar su cuaderno donde irá anotando los temas de las reuniones, con sus comentarios, ilustraciones y compromisos.

Es conveniente tener una alcancía personal o para el grupo donde ponen su cuota para ayudar a los niños de las misiones que debe ser fruto de su esfuerzo y sacrificio.

Dinámica del programa

Cada grupo debe funcionar independientemente, si es posible. Esto no excluye el que en determinados días o en momentos especiales, realicen actos comunitarios en todo el Centro Juvenil. Cada grupo tendrá el siguiente tipo de actividades:

 Reunión semanal en el local. (Esta puede servir como orientación para los “guías”)

    1. Saludo, ambientación, canto, juegos.
    2. Comentario de los compromisos semanales cumplidos.
    3. Oración.
    4. Lectura del Evangelio y reflexión.
    5. Explicación del tema en diálogo.
    6. Trabajo de grupo: escenificaciones, juegos, talleres, etc. (De carácter dinámico)
    7. Conclusiones prácticas.
    8. Compromiso.
    9. Oración final.
    10. Canto de despedida (Himno de Infancia Misionera).

A la reunión semanal deben ir con el uniforme (camiseta, pañoleta…) Y el cuaderno.

En una de las primeras reuniones se les puede fotocopiar el brochure en formato jpg. 

 Convivencias retiro: Habrá dos convivencias al año con la finalidad de animar a vivir los tiempos litúrgico más fuertes de año: Adviento y en Cuaresma. Pueden realizarse en el área del colegio o la parroquia.

CAMINATAS  al campo o la montaña: Por lo menos, dos veces al año hay que motivar a los JÓVENES a vivir una caminata o travesía al aire libre. Dependiendo del país y el poder adquisitivo de los niños, podría hacerse de varios días. La finalidad de estas excursiones es disfrutar, aprender y compartir con los compañeros. El carácter dinámico de estos momentos es esencial.

Campamento de verano: Al menos, una vez al año, hay que proponer a los muchachos un campamento de varios días. Lo deseable es que sea a final de curso.

Criterios para recibir la promesa

    1. Asistir de modo regular a las reuniones durante al menos, tres meses.
    2. Participar de modo activo en las actividades: hablar, preguntar, jugar..
    3. Conocer la espiritualidad del Movimiento: Decálogo Misionero, simbología, guias.
    4. Comenzar a participar en las celebraciones de la Iglesia.
    5. Adquirir la camiseta de la etapa y llevarla a las reuniones.
    6. Haber participado en al menos un retiro o convivencia de grupo.
    7. Participar en una caminata ecológica o peregrinación penitencial.
    8. Investigar sobre un “héroe” de la Historia de la Salvación y explicarlo en el grupo.
    9. Estar dispuesto a continuar participando en el grupo.
    10. Hacer una “buena acción” solidaria en favor de los necesitados.

Una vez que el joven entiende que ya ha cumplido estos requisitos, solicita al monitor acompañante hacer la Promesa y recibir la pañoleta. El monitor dialoga personalmente con el muchacho y constata realmente que todas las condiciones se están cumpliendo. Asimismo, le anima a seguir profundizando en su vocación como cristiano y avanzando en su progresión personal.

Junto con la pañoleta, el joven, recibe la insignia del MJC y la cartilla de progresión para recibir la insignia de “caminante” que se consigue pasando todas las travesías.

Icono bíblico: El camino de Emaús

Lucas 24, 13-35

Aquel mismo día iban dos de ellos a un pueblo llamado Emaús, que distaba sesenta estadios de Jerusalén, y conversaban entre sí sobre todo lo que había pasado. Y sucedió que, mientras ellos conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió con ellos; pero sus ojos estaban retenidos para que no le conocieran. El les dijo: «¿De qué discutís entre vosotros mientras vais andando?» Ellos se pararon con aire entristecido. Uno de ellos llamado Cleofás le respondió: «¿Eres tú el único residente en Jerusalén que no sabe las cosas que estos días han pasado en ella?» El les dijo: «¿Qué cosas?» Ellos le dijeron: «Lo de Jesús el Nazoreo, que fue un profeta poderoso en obras y palabras delante de Dios y de todo el pueblo; cómo nuestros sumos sacerdotes y magistrados le condenaron a muerte y le crucificaron. Nosotros esperábamos que sería él el que iba a librar a Israel; pero, con todas estas cosas, llevamos ya tres días desde que esto pasó. El caso es que algunas mujeres de las nuestras nos han sobresaltado, porque fueron de madrugada al sepulcro, y, al no hallar su cuerpo, vinieron diciendo que hasta habían visto una aparición de ángeles, que decían que él vivía. Fueron también algunos de los nuestros al sepulcro y lo hallaron tal como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron». El les dijo: «¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que dijeron los profetas! ¿No era necesario que el Cristo padeciera eso y entrara así en su gloria?» Y, empezando por Moisés y continuando por todos los profetas, les explicó lo que había sobre él en todas las Escrituras. Al acercarse al pueblo a donde iban, él hizo ademán de seguir adelante. Pero ellos le forzaron diciéndole: «Quédate con nosotros, porque atardece y el día ya ha declinado». Y entró a quedarse con ellos. Y sucedió que, cuando se puso a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando. Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron, pero él desapareció de su lado. Se dijeron uno a otro: «¿No estaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?» Y, levantándose al momento, se volvieron a Jerusalén y encontraron reunidos a los Once y a los que estaban con ellos, que decían: «¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!» Ellos, por su parte, contaron lo que había pasado en el camino y cómo le habían conocido en la fracción del pan.

Recursos para programar

PROYECTO DE NIVEL

CAMINANTES 1.  Programa de Hinnení-Valencia. Documentos 3º

CAMINANTES 2.  Programa de Hinnení-Valencia. Documentos 4º

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s